Alumnos

Alumnos

Llegué a The Drum School Sevilla a través de la recomendación de un amigo.

Sin duda alguna no se equivocó al recomendármela. Acudí a recibir clases de batería porque es un instrumento que siempre me interesó y atrajo. Llegué a la escuela con un nivel muy básico (tan sólo había recibido unos meses de clases antes de entrar en la academia). He de decir que las expectativas depositadas en las clases con mi querido Dolf Sneijers, el profesor,  fueron superadas.

Dolf es un maestro muy profesional que cuida la técnica enseñándote cada golpe desde la máxima calidad. Además respeta tus tiempos y tus posibilidades de estudio, adaptándose a tus gustos, tu ritmo de aprendizaje y necesidades.

Las clases son amenas, educativas, llenas de cultura musical, con una metodología práctica y con la teoría necesaria para poder aplicarla a dicha práctica.

La experiencia con The Drum School Sevilla está siendo divertida, generando en ti la sensación de querer avanzar,  practicar cada vez más y lo más importante, hace que sientas ganas de volver.

Sin duda alguna, recomendaría The Drum School Sevilla y al gran maestro batera Dolf Sneijers, tanto a aquellos que tengáis ganas de aprender a tocar la batería y empecéis de cero como a los que necesitéis seguir profundizando.

Marta Fernández, 36 años, Maestra de Educación Especial.



Mi experiencia en la Drum School de Sevilla hasta la fecha ha sido más que provechosa ya que, en mi caso particular, ya llevaba unos años tocando la batería pero sin saber muy bien lo que tocaba, lo hacía casi por intuición y en cuanto los ritmos se complicaban un poco ya no era capaz de seguirlos.

 

Ahora, gracias a las clases, he aprendido a escribir y leer los ritmos de batería con la consiguiente mejoría, hasta estoy tocando estilos y ritmos musicales que siempre pensé imposibles, muy diferentes de los que llevo tocando estos años atrás.

Otro aspecto en el que me veo mejoría es el de la técnica a la hora de tocar, algo a lo que no había prestado mucha atención pero igual de importante que el ritmo.


En resumen estoy bastante contento tanto con las clases, tanto por la dinámica y la rapidez con la que aprendes como con Dolf Sneijers. Un profesor muy ameno y profesional.


Recomendaría esta escuela a todo el que quiera aprender a tocar o mejorar su nivel como baterista.

Gonzalo Belloso, 35 años, Administrativo.



Empecé sin tener ninguna noción musical ni facilidad para tocar la batería, pero un poco más de tres meses ya empiezo a leer partituras y poder tocar mi primera canción. Dolf es un maestro con mucha paciencia que hace las clases amenas, consigue que no me desanime cuando me atasco con algún nuevo rudimento. Casi sin darte cuenta vas evolucionando y disfrutando de este instrumento tan divertido.
Alejandro Nieto de Porres, 38 años, Profesor.

Galería

Alumnos 0
Alumnos 1
Alumnos 2
Alumnos 3
Alumnos 4
Alumnos 5
Alumnos 6